Embarazo y Parto

Bella en el embarazo

Consejos

 

Durante el embarazo el cuerpo sufre todo tipo de cambios, pero esto no es razón para que dejes de sentirte bella. Por esto hemos recolectado para ti algunos de los mejores tips de belleza que te harán sentir la embarazada más bonita del mundo, lo que te permitirá no sólo verte, sino también sentirte bien.

La cara
Partamos por el lado positivo. Durante los nueve meses de embarazo, el volumen de tu sangre aumenta por lo que tu piel probablemente tome un color sonrosado saludable. Además tu cuerpo retiene agua, lo que rellena las líneas finas y las arrugas.
Pero, como nada es perfecto en la vida, esas hormonas también pueden trabajar en reversa, produciendo una acumulación excesiva de grasa, hinchazón o una piel deshidratada. En ese caso, tendrás que hacer algunos cambios en tu rutina.

  • Lava la cara con una loción limpiadora suave por la mañana, por la noche y después de hacer ejercicios (cuando estés sudorosa).
  • Si tu rostro literalmente brota, cambia tu humectante habitual por uno más suave y sin aceite para evitar que se te tapen los poros.
  • Toma mucha agua.
  • Cambia a menudo la funda de tu almohada para prevenir las espinillas y puntos negros.
  •  

    El pelo
    Si tienes el cabello reseco te verás muy favorecida mientras estás embarazada, porque aumenta la secreción de grasas naturales del pelo, con lo que luce mucho mejor. Además si antes se te caía mucho el pelo, producto de la falta de humectación, ahora ya no pasará.

    Pero si tu cabello es graso tendrás un aumento del problema, por lo que será necesario que utilices un champú suave y que lo laves más seguido y que no cargues mucho las manos mientras lo lavas o secas porque eso sólo incentiva la producción de las glándulas sebáceas. También, evita el secador y aplica acondicionador sólo en las puntas.

    Si tu cabello es normal, los cuidados que debes tener con tu pelo durante el embarazo son solamente preventivos, para evitar que con la llegada del bebé y la lactancia se produzcan desajustes que lo dañen.

    El cuerpo
    Cuidar el peso y hacer ejercicio es fundamental para que el embarazo sea una maravillosa experiencia. Recuerda que estar embarazada no es una limitación ni una enfermedad, por lo cual es posible seguir con las actividades normalmente.

    Es conveniente y aconsejable realizar alguna actividad física como gimnasia acuática, yoga o pilates y considerar que las transformaciones, como los kilos de más, son temporales. Debemos tener paciencia y confiar en que pronto todo volverá a la normalidad. Para ello es importante moderar la dieta y no comer por dos. El ideal, dicen los expertos, es subir entre 9 y 15 kilos.

     

    Cualquier duda por favor consulta con tu médico.